√Črase una vez una popular aplicaci√≥n inform√°tica llamada Flash, que viv√≠a en el poderoso reino de Adobe, la empresa que llev√≥ la tecnolog√≠a Flash a la cima del √©xito y marc√≥ un punto de inflexi√≥n que supuso el fin de la √©poca medieval de internet.

Con el Adobe Flash Player dimos la bienvenida a la Edad Moderna de la navegaci√≥n web, instaur√°ndose as√≠ la era dorada para una aplicaci√≥n que est√° dando los √ļltimos coletazos. Pero, como toda historia fant√°stica, todo lo que empieza acaba, la tecnolog√≠a avanza y la vida sigue. The show must go on.

Como homenaje a la muerte de este software vieja gloria, vamos a dedicar esta entrada a contarte la trayectoria de la programación en flash, su nacimiento y las causas que han propiciado su sonado final.

¬ŅQu√© es Adobe Flash Player?

Por si has pasado los √ļltimos quince o veinte a√Īos habitando una remota cueva subacu√°tica sin conexi√≥n a internet, vamos a explicar r√°pidamente qu√© es Adobe Flash Player para que te ubiques. Se trata de un software para navegadores web muy popular en la d√©cada de los 90, √©poca en la que se estaba gestando el desarrollo imparable de internet que vivimos ahora. Por cierto, una curiosidad hist√≥rica: antes de que lo comprara Adobe y lo bautizara Adobe Flash Player, primero se llam√≥ Future Flash Animator y despu√©s Macromedia Flash.

El impulso de la tecnolog√≠a Flash tuvo mucho que ver con el hecho de que fuera adoptada por gigantes de la innovaci√≥n y el entretenimiento tales como Microsoft, Fox o Disney, que quer√≠an a√Īadir contenidos audiovisuales a sus p√°ginas web para que los usuarios pudieran visualizarlos al momento. Gracias a este programa, los usuarios pasamos a poder ver un v√≠deo en una misma p√°gina sin necesidad de descargarlo a nuestro ordenador.

Aqu√≠ hay que hacer un apunte muy necesario e importante y es que, antes de que el Flash Player llegase a nuestras vidas, no se pod√≠an reproducir v√≠deos directamente en una p√°gina. Dicho de otra manera, el streaming no exist√≠a. Efectivamente, ni horas ilimitadas de m√ļsica en Spotify para tu fiesta ni maratones de Friends en Netflix.

Esta tecnolog√≠a no hubiera sido posible sin este plug-in moribundo que es el Adobe Flash Player. ¬ŅY YouTube? Pues no, tampoco hubiera existido, aunque ahora ya hayan pasado meses desde que se despidi√≥ de Flash para siempre.

Programación en flash: crónica de una muerte anunciada

La primera gran bofetada que se llev√≥ la tecnolog√≠a Flash vino en 2010 de la mano de Steve Jobs. El due√Īo de la c√©lebre ‚Äėmanzana‚Äô anunci√≥ la decisi√≥n de Apple de no seguir utilizando sus servicios para dispositivos m√≥viles (iPhone, iPad) en un comunicado en el que criticaba el rendimiento deficiente del Adobe Flash Player, as√≠ como la falta de fiabilidad y seguridad que ofrec√≠an al no ser un software libre, sino controlado por una empresa.

El hecho de que Apple renegara p√ļblicamente de la tecnolog√≠a Flash supuso el principio del fin. Paralelamente, el desarrollo web segu√≠a evolucionando y se crearon opciones alternativas a Flash. Estas aplicaciones daban resultados m√°s eficientes y r√°pidos porque consum√≠an menos recursos energ√©ticos en los procesadores.

El HTML5 es el ejemplo más claro de esto. Gracias a este software, los contenidos se reproducen con más agilidad en comparación con Flash y consumen menos ancho de banda. Y manteniendo la calidad del vídeo, algo fundamental para mantener una buena experiencia de usuario.

En definitiva, la ca√≠da progresiva hacia el final de Flash es la cl√°sica historia de la obsolescencia, cualidad intr√≠nseca de la tecnolog√≠a. Entre que Apple dej√≥ de usar el Flash Player, Android no lo necesita y el HTML5 ya ha rebasado con creces la tecnolog√≠a Flash, el plug-in que ha hecho posible el streaming y el FarmVille ‚Äďel juego online con mayor √©xito de Facebook‚Äď se ha quedado atr√°s y ya no puede remontar.

Adobe anunci√≥ hace ya varios a√Īos que dejar√≠a de actualizar versiones para el Flash Player y alienta a los desarrolladores web a que migren a software de est√°ndares abiertos. Con esto, se hace oficial el fin de la tecnolog√≠a Flash. Y color√≠n colorado, este cuento se ha acabado. Hora de la muerte: a√Īo 2020.¬ŅTe ha gustado el art√≠culo? Pues comp√°rtelo con tus amigos y ay√ļdanos a difundir el conocimiento sobre la programaci√≥n y su historia. Y si te interesa el futuro tanto como el pasado, √ļnete a la experiencia de aprender a programar con un bootcamp y crea el futuro que quieras vivir.