Una de las dudas que más nos plantea el alumnado de HACK A BOSS durante nuestra formación es: ¿Qué se necesita para ser una programadora o programador exitoso?

No es una pregunta sencilla de responder. Cada una de las salidas laborales de la programación exige ciertas habilidades tecnológicas específicas. Además, ¡existen tantos tipos de developers como de personas! Así que nos esforzaremos por ir más allá e identificar las diversas competencias que distinguen a los mejores perfiles profesionales del desarrollo en cualquier industria.

Cualidades para ser un buen programador

Las claves para convertirse en la mejor programadora o el mejor programador pueden variar, pero nuestro equipo de selección de talento nos ha hablado de las cualidades que, definitivamente, distinguen a una persona que se convertirá en un as de la programación.

1. Nunca dejan de aprender‍

Vivir en un mundo tecnológico es sinónimo de vivir en un mundo extremadamente cambiante. A pesar de que los lenguajes de programación más usados tienen décadas existiendo, las y los developers tienen que estar siempre al tanto de las nuevas actualizaciones, integraciones, nuevos lenguajes en auge, nuevas tecnologías y las tendencias más importantes del sector.

Detrás‍‍‍‍ de cada gran profesional siempre habrá una mente inquieta, que no para de aprender en cada proyecto.

Algunas veces la motivación fallará, y por esto es importante que la disciplina perdure más allá de la formación inicial. Esta no será tarea difícil, en el día a día laboral surgirán retos que requerirán visitar la documentación del código y aprender cosas nuevas para construir productos y servicios digitales desde cero.

2. Tienen una gran capacidad analítica

El pensamiento lógico y analítico es una característica clave para todas las programadoras y todos los programadores. Esta habilidad significa comprender la relación entre causa-efecto y tomar decisiones basadas en datos y evidencia.

La programación te otorga las herramientas para conseguir soluciones únicas y personalizadas a problemas complejos. Cuando te involucras hasta el fondo en un proceso de desarrollo es totalmente necesario tener una buena capacidad de análisis que nos ayude a resolver ese problema concreto, que nos empuje a ir más allá de lo que tenemos en nuestra pantalla.

Pero… ¿Y si no tengo una capacidad analítica innata? ¡No te preocupes, todo se puede aprender! Si aprendiste a programar, también puedes aprender cómo recopilar, organizar e interpretar datos para conseguir las pistas que necesitas.

3. Se organizan con metodologías ágiles

Cualquier etapa del desarrollo web, de software o mobile, exige dividir por fases el proceso completo, estructurarlo y comprometerse con unos tiempos; es decir, crear un plan y atenerse a él.

La creación de cualquier producto o servicio de software exige rapidez, adaptación al cambio y agilidad. Si por naturaleza ya eres una persona ordenada y acostumbrada a cumplir con objetivos y metas, no tendrás problemas con esta cualidad. Por el contrario, si no es tu fuerte, tendrás que aprender a trabajar con metodologías ágiles, como Agile, Scrum, Kanban o Lean. ¡Esta es una de las habilidades que se refuerzan en las clases adicionales de la Boost Academy!

Estos procesos de organización colectiva para la construcción de producto son tan importantes, que incluso se crean perfiles como el de Scrum Master para contar con líderes de experiencia en el sector que puedan coordinar las entregas y pulir las exigencias del cliente.

4. Poseen gran atención al conjunto

Pese a que quizá asociamos la programación con una persona enfocada extremadamente al detalle, esto no es lo más positivo. Una o un excelente programador tiene que considerar el paisaje completo cuando desarrolla.

Especializarte no significa tener una visión hermética. Cada vez es más evidente cómo todo está interconectado, especialmente en el ecosistema tecnológico. Esta es una perspectiva que comparten la mayoría de las empresas y sus equipos de reclutamiento que, según el informe de Joppy sobre tendencias del año en la industria tecnológica, buscan roles tech que sean especializados y generalistas en igual medida.

Una gráfica que indica que las empresas buscan developers que sean especializados y generalistas en igual medida

Esto no significa que la atención al detalle no sea crucial en el desarrollo de software, ¡porque lo es! Un pequeño error en el código o en la implementación de un algoritmo puede tener consecuencias significativas. Toda buena programadora y todo buen programador se caracteriza por su capacidad para revisar su trabajo a través de la depuración del código y pruebas en entornos controlados para garantizar la calidad.

5. No temen a la práctica

Cuanto más practique una persona más hábil será. Practicar, practicar y practicar es la mejor manera de mejorar tus capacidades de desarrollo. La constancia en la programación es recompensada, al igual que la constancia en el ejercicio: el aguante de tus músculos (o en este caso, de tu agilidad mental) será cada día mejor. Aquí también se esconde el valor de aprender haciendo.

Esta es una de las razones por la que verás una innumerable cantidad de developers compaginando diferentes proyectos, ¿qué mejor manera de practicar que asumiendo diversos retos?

6. Creatividad, pensamiento lateral y curiosidad

Solucionar ciertos problemas a menudo requiere creatividad o una aproximación diferente. Con una mente enfocada en la lógica y el análisis, la creatividad se va desarrollando planteando un “y sí…” constante.

Esta es una de las cualidades que va más allá de los requisitos técnicos para conseguir trabajo en programación, pues la creatividad y la curiosidad están más ligadas al desarrollo de la innovación. Aun así, son atributos que no debes dejar de lado. El pensamiento lateral implica formular las preguntas correctas (por ejemplo, “¿cómo puedo lograr este resultado en menor tiempo y con menos recursos?”) y comprobar las suposiciones. La programación ofrece miles de posibilidades para lograr los objetivos, solo hay que sentir la suficiente curiosidad para explorar.

7. Saben jugar en equipo

Un estereotipo del que las series y las películas abusan: “el developer solitario”. ¡No podría estar más alejado de la realidad! La colaboración y la comunicación son cualidades de las y los grandes profesionales IT. En un entorno corporativo, los equipos de programación deben ser capaces de trabajar con profesionales de otras disciplinas, como diseño, marketing, soporte al cliente, ¡de todo!… Por lo que saber trabajar en equipo es un must para convertirse en un perfil developer estelar.

Un bootcamp remoto no implica menos colaboración entre el alumnado, de hecho, es una oportunidad perfecta para empezar a familiarizarse con el trabajo remoto. En esta modalidad de trabajo, la más solicitada por profesionales digitales, es muy importante la comunicación para la gestión de roles y tareas.

8. No intentan reinventar la rueda

Posiblemente, el refrán más sonado entre equipos IT: “Si esta línea de código funciona, no se toca”. Una vez que se adquiere cierta experiencia desarrollando, tiendes a ver que hay ciertos problemas que se repiten constantemente y que hay una solución predeterminada, adecuada y aceptada para resolverlos. Una programadora o programador senior entiende que no debe sobre-complicar los procesos, tiene que aceptar esas soluciones y seguir adelante, sin reinventar la rueda.

Esta cualidad demuestra que un perfil tiene la capacidad de identificar la dificultad de las tareas y priorizar. Además de ahorrar una cantidad enorme de tiempo, mantendrá el proceso de desarrollo simple. Aplicar soluciones ya testadas hará que el código contenga menos errores y sea más funcional.

La importancia de las soft skills

Las y los mejores developers deben ser capaces de escribir código limpio y eficiente, así como de solucionar problemas técnicos de manera efectiva. Esta es la realidad de la profesión, pero como verás, tener conocimientos técnicos es tan importante como nutrir las habilidades blandas (esas que también son denominadas soft skills) que nos ayudan a encajar en el lugar de trabajo, a comunicarnos con el resto del equipo o resolver conflictos de una mejor manera.

A pesar de que en la industria tecnológica la gran mayoría de las empresas y sus equipos internos prefieran trabajar a distancia, esto no implica que se deban desatender las bases fundamentales de las relaciones humanas. Estas son las cualidades que hacen resaltar a los grandes perfiles profesionales, independientemente de que sean juniors o seniors.

¿Cómo llegar a la cima de mi carrera profesional?

¡Todas las habilidades se pueden aprender! En el Bootcamp de Programación Web se invierte la misma dedicación y tiempo en desarrollar los conocimientos tecnológicos como en las competencias interpersonales para potenciar las destrezas del alumnado. De esto se encarga el equipo docente y el equipo de desarrollo profesional, que acompaña al alumnado a lo largo de todos los módulos del programa académico para convertirse en Full Stack developers.

Nuestro compromiso para formar profesionales integrales se extiende a la Boost Academy, un programa exclusivo de aceleración de talento, al que tienen acceso gratuito por un año las y los estudiantes que aprueben el curso intensivo.

Si aspiras a ser una programadora o programador de excelencia, trabaja en el desarrollo de estas 8 características, y aún mejor, ¡hazlo en HACK A BOSS! Completa el formulario debajo de este artículo y permítenos acompañarte en tus primeros pasos hacia el éxito en este emocionante campo.